Precios y Rentabilidad de mis Prendas

El tema del precio final y la rentabilidad de una prenda son clave para que una marca sobreviva. Es un problema que vemos en casi todas las marcas y es por una serie de errores muy comunes, que por mas que la marca venda, sigue estando en números rojos.


El primer error es no tener en claro el costo de la prenda. No estar seguro de cuánto me gasté en materiales, no tomar en cuenta los gastos operativos, el empaque y muchas cosas más de las cuales depende la prenda y la marca. Puedes regresar al tema del costo y asegurarte de que lo estás sacando correctamente.


El segundo error es decir: “me gasté como $200 en hacer la prenda, si la vendo en $1000 ya le gané $800", cuando en realidad para que una prenda sea rentable en $1000, el costo máximo de producción va a ser de aproximadamente $117.24. (Varía según las comisiones y las ganancias que se tomen en cuenta).


Si colocamos esa misma prenda en una tienda (por poner un ejemplo), dicha tienda nos va a pedir una comisión de aproximadamente 60%, a lo que le van a quedar $400. De ahí unos $200 son para pagar los materiales y con los otros $200 se tiene que cubrir el costo de producción, sueldos, publicidad, empaque y obtener una ganancia.


Lo ideal sería, antes que nada, investigar qué rango de precios voy a manejar para distintos tipos de prenda tomando en cuenta mi mercado, mi competencia y el tipo de prenda. Para esto va a ser más fácil diseñar siguiendo el mix de producto y tomar en cuenta qué tipo de prenda tenemos (básica, comercial o de tendencia). De esta manera podremos deducir qué tan posible es el aumento o disminución del precio final.


Una vez que tenga mi colección bocetada y mis precios aproximados, puedo saber cuál va a ser mi costo máximo de producción de cada prenda y puedo tomar decisiones financieras en relación al diseño. Mi costo real de producción NUNCA deberá de exceder el costo máximo de producción. Si por algo lo excede puedes intentar:

  • Aumentar la cantidad mínima de producción en serie para esa prenda específica.

  • Disminuir costos en materia prima. (Cambiar materiales, elegir otros avíos, etc.)

  • Modificar diseño. (Algunos diseños ocupan más tela que otros)

  • Subir el precio final.

A continuación puedes ver cómo calcular el precio final.




También te recomendamos adquirir la plantilla de Precio Final y Rentabilidad de Prenda que hace todos los cálculos automáticamente para ti.